EL CLUB DE LA FARMACIA DE ALMIRALL Y APLIFARMA LLEGAN A UN ACUERDO DE COLABORACIÓN PARA EL USO DE LA APLICACIÓN POR LOS SOCIOS DEL CLUB


Afrontarías la pérdida de beneficios de un mes, un semestre o de todo el año... 

AURELIE DHELLY responsable del CUB DE LA FARMACIA y el Dr. ENRIQUE GRANDA por parte de APLIFARMA

Escrito por: Dr. Enrique Granda

Esta es la situación a la que se exponen quienes no practican la autoinspección de su farmacia. Incluso farmacias muy bien gestionadas pueden desatender la complejidad de cumplir todos y cada uno de los requisitos que imponen las leyes de Ordenación del Estado y su propia Comunidad Autónoma, incurriendo en un riesgo muy alto en el caso de ser inspeccionadas.

Para prevenir este riesgo el Club de la Farmacia ha llegado a un acuerdo para contar con Aplifarma, una aplicación interactiva, que pone a disposición de todos los miembros del Club, y que desde ahora puedes utilizar libremente.



Aplifarma se trata de un sistema de autoinspección integral que se adapta al cumplimiento de las obligaciones en la Comunidad Autónoma donde se encuentre tu farmacia, y que en menos de una hora, te proporciona un informe confidencial de posibles incumplimientos para que puedas corregirlos. Además, Aplifarma te ofrece un call-center para resolver cualquier duda y una lista de comprobación de uso diario, mediante la cual tus empleados podrán dejar constancia de que se aplican todas las obligaciones recogidas en la ley.

Desproporción de las sanciones

Hace pocos días se publicaba en Correo Farmacéutico que juristas y docentes denuncian las elevadas cuantías con que se penalizan los incumplimientos que son dispares en cada autonomía. Las mayores sanciones pueden alcanzan cuantías de hasta 400.000 euros, aunque no son infrecuentes las de 12.000, 30.000 o 90.000 euros, que te privarían de todos los beneficios de la farmacia durante mucho tiempo. Por ello, merece la pena realizar una autoinspección, al menos una vez al año.

Si quieres todo esto, solo te falta probar en “Mi farmacia” del club

La buena gestión de la farmacia se dirige a aumentar su rentabilidad y mejorar la satisfacción de los pacientes, pero no podemos olvidar que toda una buena gestión puede desaparecer si nos enfrentamos al pago de una fuerte sanción que podríamos haber evitado. Con Aplifarma te sentirás seguro y protegido con una inversión mínima de tiempo.