Conclusiones del XXVI congreso nacional de FEFE según su observatorio del medicamento

El Observatorio del Medicamento calcula que harán falta siete años para recuperar las ventas de 2009

18 de mayo de 2017 13:28

ENRIQUE GRANDA DIRECTOR DEL OBSERVATORIO DEL MEDICAMENTO DE LA FEFE Y ADMINISTRADOR DE APLIFARMA (FIRMA GRANDAFARM) 

Tras la inauguración del XXIV Congreso Nacional de la FEFE, la primera mesa redonda abordó los retos económicos y rentables del sector farmacéutico

Solo para recuperar las ventas de las farmacias españolas en 2009, con los crecimientos actuales, harán falta siete años más. Ésta es una de las principales conclusiones que se aportaban en la primera de las mesas redondas del XIV Congreso Nacional de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), que se inauguró este jueves en Gijón, y en la que se disertó sobre los retos económicos, rentables y competitivos de la farmacia con el expresidente de la FEFE,  Fernando Redondo, como moderador. El dato lo aportó el director del Observatorio del Medicamento de la FEFE,  Enrique Granda, que desgranó cuáles han sido las consecuencias de la ordenación farmacéutica en el desarrollo económico de las farmacias tras la Ley 16/1997.

Para que la farmacia española pueda ser rentable y competitiva es necesario potenciar los medicamentos de indicación y consejo farmacéutico. En los últimos años, el margen neto de todas las farmacias ha sufrido una severa reducción debido a las bajadas de márgenes, deducciones y aportaciones de beneficiarios. Enrique Granda explicó que, además, el aumento en el número de farmacias en el territorio español no ha ido acompañado de un incremento en la facturación.

"Las nuevas leyes han ido empeorando la situación de las farmacias", dejó claro, explicando en todo caso que esa ordenación ha favorecido a los ciudadanos en primer lugar,  "a los poderes públicos que controlan el gasto en segundo lugar y, en último lugar a los farmacéuticos, pero creando un cierto espejismo de reserva de actividad". Un espejismo, añadió, que han ido borrando "los excesos" de una ordenación que ha llevado a que España sea, dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el país con mayor número de farmacias por 100.000 habitantes.

"El crecimiento de las ventas no ha acompañado al crecimiento en el número de farmacias", indicó Granda al respecto, recordando que entre los pocos momentos buenos que ha tenido en este periodo la economía de las farmacias los mejores fueron entre 1982 y 1999,  "pero aún así se abrieron demasiadas farmacias". Contrapuso, no obstante, el hecho de que en el País Vasco y en algunas zonas de Cataluña el módulo de población para nuevas aperturas sea superior al de una farmacia por cada 2.000 habitantes, consiguiéndose en dichas comunidades autónomas  "mantener limites razonables que han conseguido que las farmacias sean mejores y haya menos cierres".

Aspectos mejorables

Y es que una de las consecuencias de las leyes de ordenación farmacéutica, que en su opinión tienen aspectos muy mejorables, ha sido precisamente el cierre de farmacias y la aparición en 2010 de subvenciones  "que en la FEFE no gustan porque las farmacias deben ser viables por sí mismas". Por ello, entre los factores a tener en cuenta en las nuevas aperturas, Granda hizo hincapié en la pérdida poblacional y la caída de la renta por hogar, así como en la conveniencia de que se eleve el módulo a 2.500 habitares por nueva farmacia como ya ocurre en algunas comunidades autónomas.

"La farmacia es un negocio empresarial en el que te dicen `tú pon el dinero que yo te voy a decir lo que vas a pagar´. Ante la presión del Estado, la rentabilidad de las farmacias no ha parado de decrecer en todos los modelos desde 1998", aseguró también Luis Barrio, de Luba Consulting, que hizo un repaso a la rentabilidad financiera de las farmacias llegando a la conclusión de que todas las medidas que se han ido aplicando desde entonces tienen un alto impacto en cualquier tipo de farmacia.

Luis Barrio ha aportado algunos datos promedio sobre la facturación de las farmacias que inciden en la caída de la rentabilidad: una farmacia pequeña, que factura unos 300.000 euros de media al año, tiene en realidad un margen neto de beneficio inferior a los 25.000 euros mientras que una farmacia mediana, que factura alrededor de 700.000 euros al año, tiene un margen inferior a los 55.000 euros.

Una tendencia que, según dijo, es similar en todos los países con sistemas de salud regulados y ante la que recomendó apostar por una actividad que reduzca la dependencia del organismo regulador como es la venta libre. En este sentido, hizo un promedio y calculó que al menos un 25% de las ventas de una farmacia son ventas libres sin receta, que llegan a generar hasta un 51% de beneficios.  "Mi recomendación es privilegiar la venta libre teniendo en cuenta además que el farmacéutico es un experto en salud", dijo, añadiendo como potenciales beneficios para favorecer esa venta libre que una de cada tres pacientes que van a una farmacia compran algo adicional tras pedir consejo al farmacéutico:  "Es una oportunidad. Hay farmacias con buena cobertura que tienen que tener en cuenta la asistencia, el fácil acceso y la indicación asociada para potenciar esas ventas".

Comprar para vender

Por su parte,  Ignacio Múgicaresponsable financiero de FarmaQuatrium, aportó el aspecto más positivo de la mesa redonda en una intervención que centró en los beneficios de un buen diseño fiscal en un  "entorno complicado y un escenario cambiado, al que hay adaptarse". Un escenario, en cualquier caso, en el que no todo es negativo puesto, según indicó, el Euribor sigue a la baja, existe crédito para las farmacias a través de diferentes alternativas, hay más transmisiones de farmacias y el valor de los establecimientos está subiendo pese a todo.

Como ejemplo de vender para comprar partió de la venta de una farmacia de 600.000 euros para la adquisición de otra de casi 1,5 millones en una operación en la que podría amortizarse el préstamo en el año 20 con un ahorro inicial  "al pasar de una farmacia pequeña a una más grande de casi 500.000 euros en impuestos por ventajas fiscales en los 13 primeros años, así que no es un escenario tan negro".  

Inauguración del Congreso

En el acto de inauguración de este XIV Congreso Nacional de FEFE han participado Fernando Couto Garcíablanco, vicealcalde del Ayuntamiento de Gijón, María Jesús Merayo Vidal, directora general de Política Sanitaria del Principado de Asturias, Pedro Luis Fernández Pérez, presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), José Luis Rodríguez Dacal, presidente de FEFE y Alfonso López López, presidente de la Asociación Empresarios de Farmacia de Asturias (AEFAS).